El reto de Firefox OS

El sistema operativo de Mozilla apuesta por los mercados emergentes

Me siento en la sala del cine. Comienzan los anuncios de rigor, previos a la película, que dan tiempo extra a quienes se retrasan en el tráfico o en la dulcería. En la pantalla aparece publicidad de Movistar con un protagonista singular. Se trata del Alcatel One Touch Fire. Suena como un teléfono móvil cualquiera, pero tiene 2 peculiaridades: su sistema operativo es Firefox OS y cuesta $999 MXN.

Firefox OS fue presentado oficialmente en México el último día de octubre. La apuesta comercial viene respaldada por Telefónica Movistar, que ofrecerá 2 modelos en este país ―el Alcatel One Touch Fire y el ZTE Open de Huawei.
En realidad, su objetivo es aún más ambicioso: llevar Firefox OS a España y al resto de América Latina. La pregunta es, por supuesto, ¿tiene las condiciones para ganar un espacio en este océano azul?

Las ventajas de Firefox OS

Firefox OS es un sistema operativo móvil de código abierto para tablets y teléfonos inteligentes. Lo desarrolló Mozilla, con el apoyo de Telefónica Movistar. Todo inició como un proyecto competidor de la Chrome Web Store (la tienda de aplicaciones para navegador de Google), con el nombre Open Web Apps. En julio de 2012 se convirtió en Firefox OS y en febrero de 2013 fue presentado en el Congreso Mundial Móvil de Barcelona.

Telefónica Movistar invirtió en el desarrollo de Firefox OS; hasta 20% del código fue hecho por la empresa

¿Qué lo hace diferente? De entrada, por ser de código abierto permite que el esquema sea mucho más horizontal entre programadores del sistema operativo y sus usuarios. Pero sus diferencias van más allá. Firefox OS permite la descarga de software no sólo de su tienda de aplicaciones, sino desde la web, contrario a las políticas más restrictivas de Google y Apple (en la práctica es posible, pero después de romper los permisos del smartphone).

Otra ventaja de Firefox OS es la personalización gracias a la búsqueda avanzada. En lugar de tener una pantalla estática de opciones, las aplicaciones que aparecen desplegadas se modifican de acuerdo con las búsquedas del usuario. Esta búsqueda se da tanto en web como entre las aplicaciones del teléfono, lo que da una experiencia de uso distinta a la de otros móviles.

Pero, sin duda, su característica más importante es que mucha de la actividad del usuario transcurre en línea. Open Web Apps surgió como una tienda portátil de aplicaciones, así que cuando ejecutas el programa, en realidad lo estás haciendo en la nube. Por supuesto, puedes descargarla y tenerla en el teléfono, pero la posibilidad de hacerlo directo desde web aumenta el rendimiento del móvil y reduce el uso de la batería.

Además, Mozilla y Telefónica han seguido una estrategia inteligente de cara al lanzamiento: la creación de hackatones (maratones de programación) para que los programadores aumenten el número de aplicaciones disponibles. Todo suena genial, pero ¿podrán ganar un lugar en un mercado tan competido?

El mercado de América Latina

En agosto de 2012, la firma de investigación Flurry publicó un estudio sobre la adopción mundial de iOS y Android. En dichos resultados, 4 países de América Latina estaban entre los 10 mercados con mayor expansión: Chile (2), Brasil (3), Argentina (4) y México (7).

En 2012, México era el séptimo mercado móvil con mayor expansión en Android y iOS
En 2012, México era el séptimo mercado móvil con mayor expansión en Android y iOS

Se trata de un mercado con muchas peculiaridades. Sí, es cierto que el acceso a la telefonía móvil se ha incrementado, así como las condiciones de conectividad. El número de usuarios de banda ancha móvil va en aumento y ―por poner un ejemplo― para 2015 se estima que 7 de cada 10 mexicanos tendrán acceso a la red móvil.

Sin embargo, la adopción de iOS y Android se da en una coyuntura de un mercado de gama media, donde las operadoras juegan un papel crucial en el financiamiento del teléfono. En el caso de los equipos de Apple, los modelos viejos bajan de precio y se vuelven mucho más asequibles, en tanto los modelos nuevos son adquiridos con un plan forzoso a 18 o 24 meses ―principalmente en países con una cultura del crédito tan arraigada como México.

En el caso de los dispositivos con Android, la fragmentación juega a favor de la adopción. Los modelos más baratos suelen estar cargados con versiones menos recientes del sistema operativo, lo cual los abarata. Sucede lo mismo con BlackBerry, que en buena parte, mantuvo su cuota de mercado gracias a los paquetes que ofrecían las operadoras con modelos como el Curve 2 y el Curve 3.

Para el consumidor latinoamericano promedio, el teléfono de gama alta aún está fuera del alcance

En pocas palabras, en América Latina el deseo de un teléfono móvil se está convirtiendo en una necesidad social, pero el precio de los de gama alta aún está fuera del alcance del consumidor promedio. Eso ha abierto la puerta a marcas como HTC, LG o Alcatel. Telefónica Movistar supo leer muy bien esa situación y Firefox OS puede ser un aliado importantísimo en la conquista de dicho mercado intermedio.

El momento de la verdad

El resultado del análisis parece positivo, pero hay que considerar que el mercado latinoamericano también es volátil. Por lo menos, la estrategia es precisa y congruente, ya que Mitchell Baker, ejecutiva de Mozilla, aclaró que no se venderán móviles con Firefox OS en Estados Unidos. La dirección es clara: hacer que el precio se convierta en un factor de adopción en un hueco descuidado por otros fabricantes.

No obstante, la tienda de aplicaciones inicia su fase de madurez, lo que puede retrasar los planes. Situaciones tan simples como que WhatsApp aún no llegue a Firefox OS (aunque está la promesa de que lo hará a finales de 2013) pueden frenar la decisión de compra. Ni qué decir del tema aspiracional, en el que un teléfono Samsung o Apple es mucho más atractivo para el comprador ―incluso, si representa una deuda fuerte durante más de un año.

Poseer un iPhone es algo deseable para el mercado, aunque implique endeudamiento
Poseer un iPhone es algo deseable para el mercado, aunque implique endeudamiento

Otro factor que jugará en contra es que Alcatel y HTC no son marcas con renombre. Si bien no son totalmente desconocidas, no están asociadas con estándares de calidad muy elevados. No detecto un prejuicio contra Firefox OS de entrada, pero sí una dosis alta de desconocimiento por parte del consumidor.

El precio es una buena estrategia, pero no debe ser la única en un mercado en expansión y que, sobre todo, suele dar más poder a la imagen que a la funcionalidad. Si Firefox OS logra sobreponerse a esa situación, Telefónica Movistar habrá hecho la apuesta correcta. Si no lo consiguen, será la confirmación paradójica de que el mercado de gama baja no quiere móviles de gama baja y prefiere pagar (o mejor dicho, endeudarse) a optar por una opción menos vistosa pero más viable.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir