¿Para qué sirve realmente la tecnología NFC?

Todos los usos de esta conectividad son interesantes, seguro usabas más de uno y no sabías

Sígueme en Twitter: @Konemak

La tecnología NFC no es novedosa; de hecho, su desarrollo comenzó por ahí de 1983 y fue hasta 2004 cuando comenzaron las primeras implementaciones en el mercado de consumo. Pero su explotación llegó de manera definitiva en 2010, cuando fabricantes como Sony y Samsung decidieron aprovechar las posibilidades de este tipo de comunicación entre dispositivos.

¿Qué es la tecnología NFC?

La comunicación NFC se da a un máximo de 20 cm de distancia y la transferencia de archivos es lenta —424 kbps—

Te explico brevemente —estilo Wikipedia— y sin términos técnicos o aburridos de qué se trata: proviene de la denominación Near Field Communication, que podríamos definir como una tecnología inalámbrica de corto alcance entre 2 dispositivos. Existen 2 tipos de función NFC: activa y pasiva. El modo pasivo consta de etiquetas que no consumen energía y el modo activo funciona con el chip que viene integrado en los smartphones u otros dispositivos.

Tags

Las etiquetas o tags NFC son muy comunes y económicas, con ellas se automatizan ciertos procesos. Contienen en su interior un chip en modo pasivo que puede guardar información para cargar instrucciones a tu smartphone, por ejemplo: colocar un tag en el tablero del auto y programarlo para que al acercar el chip NFC de tu smartphone se habilite el bluetooth e inicie a reproducir tu música.

Para configurar etiquetas existen aplicaciones muy buenas como: Trigger y NFC Writer (Android)

Comunicación entre gadgets

La función más importante e interesante de la tecnología NFC —para mí— radica en lograr la conectividad entre 2 dispositivos de forma sencilla. Por ejemplo: tocas la cámara con un smartphone o tablet y en segundos se activa la aplicación que sirve como visor o control de los ajustes de la misma. Las posibilidades son infinitas: transferencia de archivos, conexión de bocinas inalámbricas, estéreos, estéreos de auto, etcétera.

Pagos

La tecnología puede estar implementada a través de un chip integrado en una tarjeta de crédito, directamente en el smartphone o en un smartwatch. Los avances en cuanto a seguridad y plataformas son importantes, sin embargo, no todos los comercios aceptan este tipo de pago. Es una forma muy sencilla de pagar sin llevar efectivo, pero hace falta unificar el estándar y, sobre todo, que las instituciones financieras cooperen.

En el hogar inteligente

El Internet de las cosas tiene un puesto firme para desarrollar el hogar del futuro también conocido como inteligente y la tecnología NFC tiene un lugar importante en él. Podemos hacer muchísimas cosas como:

  • Abrir nuestra casa.
  • Controlar la música con tocar el estéreo o bocinas inalámbricas.
  • Controlar la iluminación.
  • En este apartado, las etiquetas NFC son clave, ya que podrías colocar una en la entrada para activar el perfil de casa, es decir, desactivar datos móviles y activar Wi-Fi, por ejemplo.

Las posibilidades son infinitas gracias a los nuevos electrodomésticos y gadgets, así que el hogar inteligente ya no es tanto una cuestión del futuro.

Otras aplicaciones

  • Identificación o encendido del automóvil.
  • Acceder al transporte público (metro o metrobus).
  • Identificación para ingresar en oficinas o eventos.
  • Cargar información de documentos oficiales.
  • Tarjeta de visita.

Las posibilidades y combinaciones que podemos lograr con este tipo de comunicación entre 2 dispositivos son muchísimas, además de que cada vez está más presente e incluso muchas veces no lo notamos.

¿Tienes alguna sugerencia extra relacionada con el uso de la tecnología NFC? Compártela con los demás lectores de Qore. :)

También podría interesarte:
BlackBerry Venice: así sería el smartphone con Android de BlackBerry
Las apps gratuitas podrían estar monitoreándote sin tu consentimiento
Pronto los lectores de huellas para smartphones serán casi imposibles de burlar

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir