Cultura Web

Qué son la darknet, la dark web y el deep web

Conoce la diferencia entre estos conceptos tan sonados actualmente

Si hay alguna actividad ilegal sucediendo en línea es muy probable que ocurra en la llamada darknet. Casi cualquier actividad ilegal que se realiza en línea actualmente se lleva a cabo en la darknet, desde la publicación de información de login de cuentas robadas, vulnerabilidades de seguridad informática hasta venta de drogas, armas, municiones y explosivos; todo esto puede encontrarse en ese lugar. Hace una semana, se descubrió que un usuario de la darknet ofrece el historial médico de cualquier ciudadano australiano por 0.0089 Bitcoin ($22 USD, aproximadamente).

La mayoría de la información que se ha obtenido mediante ataques cibernéticos, como los cientos de millones de tarjetas de crédito que fueron robadas de la cadena Target en 2013, aparecieron en tiendas en línea de la darknet. Otros hackers pusieron a la venta la información robada de las cuentas de usuarios de Yahoo, pero también allí es donde se ha comercializado la mayoría de las vulnerabilidades que han originado los ataques de ransomware recientes. Y, gracias al auge de Bitcoin —que se ha convertido en una excelente manera para que casi cualquier tipo de pago pueda mantenerse en secreto— en los casos de ransomware recientes los hackers han exigido sus pagos en esta moneda virtual.

En la darknet se ofrece todo tipo de productos y servicios ilegales
En la darknet se ofrece todo tipo de productos y servicios ilegales

Desafortunadamente, la darknet también se ha convertido en el lugar donde la gente comparte material ilegal, como pornografía infantil y otros materiales del estilo, utilizando redes peer to peer para evitar ser identificados por las autoridades.

La existencia del crimen en la darknet es una realidad y, aunque la mayoría de los usuarios de Internet no tengan nada que ver con ella, se ha convertido en un tema que debería interesarnos, cuando menos para estar enterados de cómo opera. Pero antes de hacerlo, te explicaremos la diferencia entre esta red y el contenido que se aloja en ella y el deep web, que es un concepto que muchas veces queda enredado en estos temas.

Deep web

Éste es uno de los primeros puntos a entender: la darknet y la deep web no son la misma cosa. El deep web, básicamente, se refiere a cualquier sección de Internet que no es accesible a los robots de los motores de búsqueda. Esto quiere decir que estas páginas no aparecen en los resultados de motores de búsqueda, como Google, pero no por eso son malas o sospechosas. Muchos sitios que visitamos de manera diaria caen dentro de esta categoría.

Por ejemplo, cuando entras en el sitio de Internet de tu banca en línea, sí, entraste a una página que está albergada en línea, que tiene una dirección en línea específica, sin embargo, no aparecerá dentro de los resultados de Google. Eso también sucede con la página que muestra la bandeja de entrada de tus cuentas de correo o la página de inicio de tu Dropbox.

La deep web es la porción más grande de Internet, según los estimados de los estudios más recientes, la deepweeb ocupa de 400 a 550 veces el tamaño de la red superficial o Surface web.

Darknet

Si la red superficial fuera una alberca infantil inflable, la deep web sería el complejo olímpico de natación para los próximos juegos olímpicos, pero la darknet sería la Fosa de las Malvinas. Básicamente, la darknet es una red, mientras que la dark web es todo el contenido que se encuentra disponible en ella.

Darknet es una red encriptada que existe de manera paralela al Internet al que todos accedemos de manera diaria, y requiere del uso de herramientas y software especial. Dark Web es todo el contenido que se encuentra alojado dentro de esa red.

En la darknet es donde se ubican los nuevos mercados negros utilizados por una nueva oleada de criminales y en ellos se puede encontrar todo tipo de cosas ilícitas. Estos mercados y, básicamente todo el contenido que se encuentra en la darknet, sólo puede ser accedido mediante software especial, que esconde la locación del usuario en línea.

Según la ONU, las operaciones de tráfico de drogas en la darknet siguen siendo relativamente pequeñas, sin embargo, estas transacciones han incrementado 50% cada año desde septiembre de 2013. A principios del año pasado, la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, advirtió que algunas ventas de armas estaban comenzando a llevarse a cabo en la dark web para escapar de las regulaciones legales de ese país.

Navegar por la darknet

Como mencionamos, para entrar en la darknet los usuarios necesitan un browser dedicado y software especial. Entre el software más utilizado y conocido se encuentra Tor y su navegador, Tor Browser, aunque existen otras opciones, como I2P y Freenet. Originalmente, Tor era un acrónimo para The Onion Router porque el software ofrecía capas y capas de encriptación para esconder la identidad y la locación de los usuarios.

Tor se encarga de asegurar su tráfico al dirigirlo a través de una red segura de repetidores que hacen que el tráfico sea anónimo. Estos repetidores son operados y mantenidos por usuarios voluntarios, ubicados en diferentes partes del mundo, quienes básicamente donan el ancho de banda de sus servidores para este propósito.

Podemos pensar en cada repetidor como una estación del metro en la que mucha gente entra, se disfraza y luego viaja en vagones con muchos otros usuarios disfrazados y cada uno se va bajando en la estación (repetidor) que necesita, las veces que sea necesario; al final, nadie sabe en cuales o cuantas estaciones bajó cada usuario, solo que entró y salió por cierta estación.

Dejando de lado esa metáfora, los links en la darknet generalmente se convierten en series de caracteres alfanuméricos sin sentido, por lo que, si alguien está espiando, será casi imposible que sepa qué es lo que está viendo. Según Tor, actualmente cerca de 4% de su tráfico es utilizado para acceder a contenido de la dark web, mientras que el resto es solo gente accediendo a Internet con un grado de anonimato más alto que el promedio.

Ahora, antes de que alguien se empiece a dar golpes de pecho, Tor no es software ilegal; descargar y usar Tor no es una actividad ilegal. Igual que tener una escalera no es ilegal, pero usarla para subir a un balcón para entrar a la casa de un vecino sí lo es, todo depende del uso que se le dé. Básicamente, Tor es utilizado por gente común y corriente, periodistas, informantes, disidente, agencias policíacas y organizaciones de derechos humanos, quienes necesitan privacidad y anonimato para realizar algunas de sus actividades.

De todos modos, como en cualquier cosa en la que reina el anonimato, el servicio seguirá siendo utilizado para realizar actividades criminales y, si algún día decides visitar estos rincones oscuros de Internet, te recomendamos tener cuidado con lo que haces y con los sitios a los que entres.

Si quieres aprender a navegar el deep web, aquí te decimos cómo sin morir en el intento.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir