Gadgets

Audífonos Marshall Major III [Reseña]

La tercera versión de estos audífonos hace honor a la legendaria marca de amplificadores

Todavía recuerdo cuando vi la primer generación de audífonos Marshall. Un diseño enfocado a los más rockeros, emulando a los amplificadores que dieron leyenda a esta icónica marca. Sin embargo también recuerdo que los Marshall Major eran una total decepción en el departamento auditivo.

Parecía que la marca que tenía la licencia de Marchall, Zound Industries, quería dinero facil. Por fortuna no fue el caso, pues los Major II mejoraron drásticamente el sonido, manteniendo el diseño anterior. Quizás el único punto negativo, era que resultaban incómodos por largos periodos de tiempo.

Hoy tengo en mis manos los Marshall Major III y vaya que Zound Industries va en serio, pues mejoran en todos los aspectos, con un diseño ligeramente renovado e infinitamente más cómodo.

Diseño para oídos rockeros, metaleros y alternativos

Zound Industries sigue manteniendo esos diseños que emulan a los amplificadores en los que se basan. Y lo hacen bien.

El caso de los Major III están fabricados con una mezcla de metal, con piel sintética. La diadéma está cubierta de piel sintética ligeramente acolchonada por dentro y que se amolda a la cabeza, de tal forma que no hacen mucho volumen y más bien lucen discretos.

Los auriculares cuentan con una almohadillas mejoradas, más suaves, además ejercen menos presión en la cabeza y orejas, resultando en una comodidad que no es nada común en audífonos on-ear o sobre la oreja. De hecho es posible usarlos por más de 2 horas, aún con lentes puestos, sin sentir incomodidad, como sí sucedía con el modelo anterior.

El look vintage de los Marshall Major III.
El look vintage de los Marshall Major III.

Las pequeñas bocinas de 40mm asemejan a los famosos amplificadores de la marca, incluso tienen el logo en color blanco. Esto los hace lucir bastante bien y son ideales para los que gustan de un look más rockero o alternativo.

Las parte metálica que une la diadema con las bocinas, está mejor construida y ofrece un poco de flexibilidad para un mejor acomodo de los auriculares. Además, el peso de estos audífonos es bastante liviano.

En el auricular izquierdo cuenta con una especie de botón color cobre, que sirve para adelantar o retrasar canciones, así como para ajustar el volumen. Es una manera muy intuitiva de controlar la música, que además luce muy adhoc con el resto de los Major III.

El control para la música y llamadas, es de los más fáciles de usar.
El control para la música y llamadas, es de los más fáciles de usar.

En el caso del modelo que estoy probando, son Bluetooth, por lo que tienen un puerto de carga micro USB y un puerto de audífonos para escucharlos con cable, cuando las 30 horas de batería se acaben o para compartir nuestra música con alguien más.

En resumen, estamos frente a un par de Marshall de construcción premium y gran comodidad.

Sonido que grita diversión

El apartado más importa de unos audífonos es el audio, y en ese sentido los Marshall Major III mejoran en todos los aspectos con respecto a los Major II.

El sonido que ofrecen los Major III no es precisamente para audiófilos que estén buscando el sonido más neutro, sino para aquellos que busquen un sonido poderoso y muy divertido.

Me gusta mucho la claridad que ofrecen. Es así que las frecuencias agudas brillan, sin resultar agotadoras, pero si muy claras. Mientras las frecuencias bajas se sienten con poder, pero jamás opacan la música. En algunos tracks, notaremos una especie de bajo como si tuviéramos un pequeño subwoofer, pero siempre controlado. Las voces y las guitarras no se pierden con sus frecuencias medias, de hecho llegan a destacar.

En general estos audífonos tienen un sonido cálido, que no agota con el tiempo, con el suficiente punch para sentirlo pero no están hechos para los amantes del bajo que prefieran un sonido opaco o con poca claridad. Tampoco tienen el bajo de los Beats de Apple, pero sí poseen más fidelidad.

Zound Industries se puso las pilas con los Major III, y lo hizo con un modelo que homenajea a esos legendarios amplificadores de la marca con un sonido que resulta ideal para escuchar rock y hasta jazz. Otros géneros también lucirán bien, como el pop o el hip-hop, pero el rock en donde este par realmente destaca.

Se pueden colapsar, para transportarlos más comodamente en la mochila.
Se pueden colapsar, para transportarlos más comodamente en la mochila.

Importante señalar que el audio Bluetooth tiene una duración de 30 horas, yo llevo un par de semanas sin recurrir a la recarga. Además el sonido no cambia si el Bluetooth está apagado y se utilizan en modo con cable.

En cuanto a llamadas, estas se reciben sin contratiempos y con bastante claridad. Además tiene un rango de distancia de al menos 5-7 metros antes de que empiece a existir interferencia.

El modelo más exitoso de Marshall, tiene todo para seguir ese camino de éxito

Los Major III se han convertido en los audífonos favoritos que traigo a todos lados y me he visto re descubriendo canciones gracias a este particular y agradable sonido que ofrecen. Vaya, me han gustado mucho y agradezco que se sigan mejorando generación tras generación.

Los Marshall Major III están disponibles en dos versiones, con cable por MX$1,749 y con Bluetooth por MX$3,299. No importa cual prefieran, los recomiendo ampliamente, especialmente si gustan del buen rock.

He dicho.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir