Cultura Web

¿Qué son los NFTs? Subastan obra de arte intangible por más de $69.3 MDD

La fiebre de los NFT parece haber llegado para quedarse en el mundo de los coleccionistas y los bienes digitales

Este jueves el artista conocido como Mike Winkemann, logró vender una obra de arte NFT con un valor total de $69,346,250 USD, el tercer precio más alto alcanzado por un artista vivo. Sin embargo, no se trata de una pieza convencional, sino una obra que básicamente no existe en el mundo físico. Al final, todo se reduce a la relación entre los tokens no verificables (NFTs) y el Blockchain. A continuación te explicamos el caso.

El comprador adquirió un collage de imágenes titulado “Everydays —The First 5,000 Days”, de un artista llamado Beeple. No obstante no se trata de un collage cualquiera, sino de una pieza que esencialmente está compuesta por una larga cadena de números y letras. Esto se logra mediante un código que existe en la la plataforma de cadenas de bloques Ethereum.

Parece que o Forsetes e o Sath gostam bastante do Homem de Ferro

A photo posted by Level Up (@levelup) on

Beeple y el arte en NFT

Mike Winkelmann es el nombre real bajo el que se encuentra el seudónimo de Beeple, quien fue el artista que durante la subasta en Christie’s logró conseguir una de las sumas más importantes en la historia del arte. Su trabajo es relativamente reciente, no obstante después de este evento es considerado uno de los artistas de más alto perfil en esta clase de ventas.

En 2007 Beeple se propuso publicar una nueva obra de arte digital todos los días por el resto de su vida. Desde entonces no ha parado y las primeras 5,000 obras formaron el compilado llamado “Los primeros 5,000 días”.

Se sabe que Winkelmann sigue trabajando en su obra, pues tan solo unas horas después del resultado de la subasta tuiteó una imagen de una Mona Lisa digitalizada, por lo que todo indica que su proyecto artístico continúa.

De acuerdo con la información de CNBC, el comprador del token no fungible fue un inversor de criptomenda que utiliza el nombre de Metakovan. A pesar de que no se conoce su verdadera identidad, sabemos que es el cofundador de la colección NFT llamada Metapurse, pensada para mostrarse en museos virtuales.

Para Metakovan, el propósito de esta colección es descentralizar y democratizar el arte para que los poseedores de tokens en todas partes puedan compartir una obra. Explicó que “es como si la gente pudiera ir al Museo de Arte Moderno y realmente poseer parte de la obra”.

¿Cómo funcionan los NFTs?

Los NFTs o Tokens No Fungibles (por sus siglas en inglés) son activos verificados que utilizan blockchain con el fin de que las obras de arte digitales (o cualquier producto) sean únicas, y por lo tanto tengan un alto nivel de venta.

Esto ha hecho que artistas de diferentes disciplinas, influencers y hasta franquicias deportivas utilicen dicha tecnología para monetizar productos digitales que anteriormente habían sido baratos o gratuitos. Por ejemplo, hace algunos días comenzó la venta, mediante una subasta del tuit con el que Jack Dorsey, fundador y director ejecutivo de Twitter, inauguró su red social en 2006.

Esta práctica de algún modo no es reciente en el arte, ya que uno de los sentidos que le suele dar valor a las creaciones o que las hace mucho más apreciadas, es el carácter de la autenticación, mismo que la tecnología ha permitido y consolida al vincular permanentemente un archivo digital a su creador.

Cabe decir que los NFTs han existido desde mediados de la década de 2010, pero se volvieron popular a finales de 2017 con un sitio que permitía comprar y simular la crianza de gatos llamados CryptoKitties. Se trataba de una edición limitada al intercambio con criptomonedas.

Después de que en fecha recientes las criptomonedas han alcanzado precios máximos históricos, algunos de los inversores especulan sobre cómo comprar y negociar NFTs. Esto ha hecho que además de Beeple, ilustradores, artistas de vídeo y gráficos vendan su trabajo a precios altos mediante esta tecnología.

Uno de los puntos más llamativos es que un comprador de un NFT no se convertirá necesariamente en el dueño de los derechos de autor, o incluso en la única persona con acceso exclusivo a una obra. No obstante, algunas personas están dispuestas a pagar, para poder reclamar la propiedad de la “cosa verificada como real”.

Como mencionamos antes, de algún modo en el círculo del arte estas ventas no son un tema nuevo. Es decir, cualquiera podría tener un mingitorio en el baño en sus casas, pero no sería La Fuente de Duchamp. Esta idea es reforzada mediante la tecnología, pues aunque cualquiera podría tener una copia de “Everydays — The First 5000 Days”, no cualquiera es el dueño de la obra con la verificación brindada por Blockchain.

Para algunas personas, la obra de Beeple ha sido comparada con la de KAWS o Banksy, otros artistas que han logrado establecer valores altos en sus obras y que hacen dudar a las críticos de su carácter artístico; no obstante, son los espectadores quienes deciden acuñar o no dicho carácter.

¿Qué te parecen estas noticias?

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir