Samsung presentó el Gear S, un smartwatch con pantalla curva y conectividad 3G

El reloj funciona con Tizen, es resistente al agua y tiene una batería que rinde 2 días de uso

Era cuestión de tiempo para que Samsung lanzara una variante más de su línea de smartwatches, pero la más reciente propuesta es un ejemplo de sofisticación al compararlo con sus antecesores. Y es que la compañía surcoreana al fin presentó —previo a IFA 2014— el Gear S, un reloj inteligente cuyo diseño se basa en una pantalla curva de gran tamaño y que además, trabaja de manera independiente al teléfono gracias a conectividad 3G.

La apariencia toma más inspiración del Gear Fit, que en los modelos de Gear convencionales, aunque en lugar de tener forma de brazalete, el cuerpo es mucho más amplio, para alojar un panel Super AMOLED de 2” (con resolución 360 × 480 pixeles), el cual funciona a partir de Tizen. Curiosamente, Samsung está prestado atención a lo que están haciendo sus competidores, pues la interfaz es simple y elegante, sin mencionar que la carátula tiene el aspecto de un reloj clásico.

Ahora bien, elegir Tizen en lugar de Android Wear podría parecer una decisión equivocada, considerando que el sistema operativo de Google está madurando a un ritmo acelerado, sin embargo, Samsung compensó las posibles carencias con software nativo que promete gran utilidad, como S Health y Nike+ Running para acondicionamiento físico o HERE Maps, el sistema de navegación y mapas de Nokia. Queda claro que la compañía quiere seguir impulsando su propia plataforma, aún si eso significa enfrentar severas dificultades; al menos puede presumir que ya cuenta con más de 1000 aplicaciones.

Por supuesto, el smartwatch está lleno de sensores y prestaciones de hardware. Hay un acelerómetro, tiene barómetro, un giroscopio, brújula, monitor de ritmo cardiaco y hasta un medidor para llevar registro de los niveles de luz ultravioleta en el ambiente. Lo interesante es que Gear S cuenta con certificación IP67, así que puede ser sumergido 1 metro bajo el agua durante 30 minutos. Las especificaciones son casi las mismas que en otros Gear: procesador de doble núcleo a 1 GHz, 512 MB en RAM y 4 GB de almacenamiento, pero la batería es más poderosa pues los 300 mAh garantizan 2 días de uso continuo.

Samsung dice que adicional a la oferta de colores básicos, habrá una gran variedad de correas compatibles con más diseños y estilos a elegir. Aunque no reveló el precio, la compañía dice que el Gear S estará disponible en octubre y que en las mismas fechas también podrá conseguirse la diadema Gear Circle, un manos libres Bluetooth con estética muy estilizada.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir