No, las nuevas tecnologías no te vuelven multitarea

Desde la llegada de los smartphones, no deja de sorprendernos la cantidad de información que tenemos en la palma de la mano. Los celulares se han vuelto una extensión de nuestro cerebro, de nuestra vida; en él nos vaciamos tanto que no podemos dejar de verlo. Un estudio encontró que pasamos casi 3 horas al día viendo el celular y mientras lo hacemos, seguimos con nuestras actividades diarias — o eso creemos—.

Tu celular puede darte comunicación instantánea, información sin límites y simplificar tus tareas, pero también impacta a tu cerebro de manera negativa. Aunque parece que haces más cosas al día, la verdad es que tu cerebro no las hace con mucha calidad. Mandar o contestar mensajes, checar las redes sociales o revisar cualquier asunto en tu celular mientras pones atención en lo que pasa a tu alrededor es una exigencia muy grande para tu mente que tiene capacidades limitadas. De hecho, tu atención y la memoria de trabajo (espacio en el que retienes información temporal hasta que hagas algo con ella) son habilidades finitas: no puedes poner atención real a varias cosas al mismo tiempo —aunque creas que sí—.

Hay evidencia científica que comprueba que hacer varias tareas al mismo tiempo hace que tu cerebro se disperse, que pongas menos atención en cada tarea y que tu mente se distraiga muy fácilmente con estímulos irrelevantes. Tu cerebro sólo puede procesar información de un asunto a la vez. Cuando platicas con alguien, mientras revisas tu Facebook y escuchas música, no estás poniendo 100% de atención a ninguna. La mala administración de atención causa improductividad —estás trabajando en varias cosas al mismo tiempo y no terminas ninguna— que lleva a ansiedad y estrés.

Para comprobarlo, los psicólogos David Strayer y Jason Watson de la Universidad de Utah hicieron un estudio en el que encontraron que los accidentes en la carretera son igualmente probables para quienes han tomado mucho alcohol como para quienes hablan o mensajean por su celular. Usar el smartphone mientras conduces hace que reacciones más lentamente, no respetes tu carril y guardes menos distancia entre autos.

Por otro lado, las relaciones entre personas también se ven perjudicadas por el uso constante del celular. La socióloga Sherry Turkle del MIT encontró que la necesidad de estar pegado al smartphone se debe a una intolerancia a la soledad. La adicción se debe a la necesidad de controlar nuestras relaciones sin el riesgo de equivocarnos en vivo. Pero en un reporte se encontró que 89% de las personas usa su celular en reuniones para hablar con otra persona, el 82% cree que eso deteriora las conversaciones en vivo.

Todo lo que haces en tu celular requiere de mucha atención de tu cerebro. Los cientos de imágenes y varias conversaciones tienen a tu mente corriendo para procesar y almacenar todo lo que estás recibiendo. Por eso y otros motivos, estar con el celular no es buen descanso. Si sientes que tienes mil cosas en mente, sal a caminar 10 minutos y tu cabeza ordenará todas tus actividades y traerá algunas soluciones.

Es muy fácil entrar en el mundo virtual y perderte en él por horas, pero considera estar más atento a lo que pasa a tu alrededor para aumentar la calidad de tus actividades, relaciones y descanso.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir