Ciencia

El Hoy no Circula no funciona según la UNAM

La contaminación de la Ciudad de México necesita más que turnar la circulación de los autos

Si vives en la Ciudad de México o en la zona metropolitana, sabes que el gobierno capitalino puso en marcha el Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas en el que se indican las medidas a seguir para reducir la contaminación en el aire. Uno de los planes es el programa Hoy no Circula en el que se restringe el uso de 20% de los autos una vez a la semana.

El gobierno de la ciudad encabezado por Gabriel Mancera decidió que si los autos dejan de circular diario, la contaminación descenderá. Pero el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM asegura que estas medidas no son suficientes.

Para empezar, los investigadores explican que nosotros no emitimos ozono, éste se crea cuando varios compuestos que sí expulsamos reaccionan químicamente con la radiación solar.

Por eso, el gobierno también debió haber incluido industrias y talleres que usan solventes orgánicos como talleres de hojalatería y pintura, así como talleres de muebles. Los compuestos que estas industrias generan ayudan a la formación de ozono y siguen funcionando libremente.

Además, el programa Hoy no Circula sólo tiene validez para la Ciudad de México y 18 de los 60 municipios del Estado de México.

Esta distribución es injusta, según los investigadores, porque:

“Los 42 municipios de la entidad excluidos, sufren una expansión urbana y periurbana desordenada que los ha despojado de un carácter netamente rural, como también ocurre en todo el centro del país. Restringir la aplicación de estos programas a los habitantes de 16 delegaciones y 18 municipios incrementa ‘desproporcionadamente’ el peso de la mitigación sobre los habitantes de esas regiones”.

Por otro lado, los científicos de la UNAM consideran que negar la circulación diaria a los autos sólo provocará que las familias adquieran otro —viejo— para cubrir su transportación semanal. El gobierno no hace que se renueve la flota, sino que aumente.

Para combatir la contaminación, los investigadores piden a las empresas automotrices vender vehículos tecnológicamente desarrollados para reducir sus emisiones. Y obviamente, el gobierno debe responsabilizarse por la calidad de los combustibles.

Finalmente, los científicos universitarios recordaron que la misión principal de su institución es contribuir a la solución de problemas nacionales. Por eso, quedan a la espera de ser incluidos en los grupos de análisis para tomar decisiones sobre la contaminación del país. Al final, ¿quién puede saber más que ellos si la ciencia atmosférica es su pan de cada día?

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir