Tecnología

¿Qué tan bueno es el Xbox One S?

Ideal para los amantes del 4K

La guerra de consolas sigue su rumbo; Nintendo se dió por vencido con el Wii U y prepara el lanzamiento de la misteriosa NX, Sony puede estar tranquila con las excelentes ventas del PlayStation 4 —aunque ya prepara una versión mejorada—. Microsoft no se quedó atrás y es la primera de las 3 compañias en poner en el mercado nuevo hardware: el Xbox One S.

Las versiones más pequeñas y delgadas de consolas ya existentes no son una idea nueva, Sony lo ha hecho anteriormente, pero Microsoft dice que el Xbox One S, no solo es una consola más pequeña, sino más poderosa también. ¿Qué tan cierto es esto?

Sólo 13 componentes forman el Xbox One S / Foto cortesía de iFixit
Sólo 13 componentes forman el Xbox One S / Foto cortesía de iFixit

El Xbox One S tiene un GPU que trabaja a 914 Mhz, 7.1% más rápido que los 853 Mhz del Xbox One, aunado a los incrementos en el ancho de banda de la memoria ESRAM eleva el desempeño de la consola a 1.4 teraflops, aún lejano a los 1.84 teraflops del PS4 pero mejor que el 1.31 del Xbox One original.

Todo esto no se traduce en un mejor framerate —apenas 9 fps adicionales— en algunos de los títulos existentes. La gente de Digital Foundry (el laboratorio tecnológico de Eurogamer) descubrió que en la mayoría de los casos la mejora es una experiencia gráfica más fluída y uno que otro detalle extra con luces, sombras o partículas.

Por ejemplo las secciones del Batmobile en Batman: Arkham Knight se mantuvieron siempre en 25fps, pero hubo menos tearing y stutter. Mientras tanto Rise of the Tomb Raider al fin estuvo en 30fps constantes con el Xbox One S, a diferencia del Xbox One convencional que a veces bajaba a 27 fps. Al final el veredicto es que los muy exigentes notarán la diferencia, pero el resto no pondrá demasiada atención.

Pero el componente gráfico no es el único que recibió incrementos, también el disco duro. Según una investigación de iFixit, el disco duro del Xbox One S es un poco, muy poco más rápido que el del Xbox One original. Mientras el anterior es SATA II, el nuevo es SATA III; la diferencia está en que los juegos se instalarán más rápido, además de que los tiempos de carga serán más breves.

Mejor que un Blu-Ray HD

A pesar de que hay desarrolladores que ya trabajan con el poder extra en procesamiento y gráficos, aún falta algo de tiempo para que el Xbox One S sea obligatorio en materia de gaming, mientros ese momento llega, este nuevo hardware es sólo una opción ligeramente mejor, sobre todo en cuanto a entretenimiento en ultra alta resolución.

Además de reproducir video 4K de servicios de streaming como Netflix, tiene un reproductor 4K Ultra HD de Blu-ray y viene con soporte para conecciones HDMI 2.0a, lo que permite una correcta salida de video 4K a 60Hz. Si ya posees una televisión 4K el Xbox One S es definitivamente tu mejor opción —además es más barato que un reproductor Blu-ray 4K—.

En pocas palabras, esta consola en combinación con la TV adecuada te proveerá de colores más naturales, negros más profundos y blancos más brillantes —como comercial de detergente de ropa—.

¿Entonces, debo comprarlo?

El Xbox One S es 40% más pequeño, 7% más rápido, no tiene Kinect, tiene hasta 2 terabytes de memoria y su unidad de poder está dentro de la consola. En resumen, sí, es una mejor Xbox, quizás la versión que debió salir desde el principio para competir mejor contra el PlayStation 4. Si ya tienes un Xbox One no te preocupes estas bien con tu consola actual, pero si aún no tienes una consola de nueva generación y/o tienes una TV 4K el Xbox One S es tu mejor opción.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir