Tecnología

Xperia Z4 vs. Xperia Z5 vs. Xperia X

¿Cómo ha evolucionado el diseño de Sony en los últimos años?

El Xperia Z3 es quizá uno de los mejores smartphones que se hayan fabricado en los últimos años, debido a una gran combinación entre diseño, cámara, especificaciones y duración de batería. Lamentablemente, ninguno de sus predecesores pudo estar a la altura, aunque eso no quiere decir que hayan sido malos. Después del Xperia Z5, Sony decidió hacer una renovación total de sus teléfonos buque insignia: adiós línea Xperia Z, hola línea Xperia X. A continuación puedes leer cómo ha ido cambiando el modelo más poderoso que tiene Sony para ofrecer durante los últimos 3 años.

Diseño

Desde el lanzamiento de la línea Xperia Z hasta la fabricación del último modelo Z5, el diseño se mantuvo prácticamente sin cambios: unibody de cristal (¿cómo se traduce al español?) con bordes de metal. Claro, con el avance de la tecnología, Sony consiguió hacer la línea más ligera y más delgada; y añadió un sensor de huellas dactilares al botón de bloqueo y desbloqueo.

Es por ello que el Xperia X representa el mayor cambio de diseño que se haya visto para ofrecer una experiencia diferente. Ahora, el cuerpo es totalmente de metal, dejando de lado el cristal y dándole una sensación más prémium al dispositivo. Por otro lado, los marcos y las esquinas ahora son más rendondeadas y curvas, a comparación de un Xperia Z5 que se sentía demasiado "filoso". El Z5 es un poco más grande pero también más ligero y delgado; aunque los cambios son prácticamente imperceptibles.

Desgraciadamente, por alguna razón, Sony decidió eliminar una de las características extrella de los Xperia Z en el nuevo Xperia X: la resistencia al agua. Se cree que este teléfono busca competir en un mercado más barato, por lo que la compañía japonesa decidió evitar la certificación IP65/IP68. Ya no podrás meterte a bañar con tu celular. Es muy curioso que Sony haya decidido quitar una de las características más llamativas y que más apreciaban los usuarios de sus teléfonos.

Pantalla

De manera extraña, Sony se ha mostrado renuente a ir más allá de la resolución Full HD. Mientras que sus competidores ya están probando con pantallas QHD o hasta 4K, la marca japonesa se encuentra en su zona de confort con sus 1920x1080p (con la excepción del Z5 Premium), aún en este nuevo modelo. Gracias a la tecnología Triluminos y el motor X Reality, a veces puede parecer que la resolución es mayor, pues en general la pantalla se ve muy bien, con una reproducción de color bastante fiel.

Por otro lado, el Xperia X es ligeramente más pequeño que el Xperia Z5: tiene una pantalla de 5 pulgadas vs. las 5.2 pulgadas del antecesor. Tal vez no parezca una gran diferencia, aunque en cuestión de rendimiento sí es muy notoria. Ya no es tan fácil escribir sin equivocarte y el contraste entre luz y sombra en los videos ya no es tan bueno. Afortunadamente, este modelo tiene una pantalla con la capacidad de ser muy brillante, lo que de alguna manera compensa este último problema.

Cámara

La cámara es otro aspecto en el que Sony no ha querido arriesgar mucho en cuestión de innovación: encontró un punto en que funciona muy bien y no quiere avanzar mucho por temor a que salgan más las cosas. Tanto el Xperia Z3 como Z4 tenían una cámara trasera de 20.7 megapixeles. Para el Z5 el número subió a 23 megapixeles, cantidad que se retuvo para el nuevo Xperia X.

El Xperia X ofrece buenos resultados a la hora de tomar fotografías, siempre y cuando las condiciones sean las adecuadas. Lamentablemente, este modelo no puede competir con monstruos como el Galaxy S7, lo cual de alguna manera es lógico debido a una diferencia de precios de al menos $50 dólares. En el teléfono de Sony no es tan fácil tomar el "momento perfecto", pues los objetos en movimiento suelen salir borrosos. Sin embargo, esto se resuelve un poco con la característica Predictive Hybrid Autofocus, la cual "predice" dónde se moverá un objeto para tomar la foto en el momento exacto. Así, —al menos en teoría— el teléfono capturará la imagen cuando toda la familia esté posando igual o cuando tu mascota voltea y se queda quieta por un segundo.

Un ámbito donde las cámaras de Sony siempre han brillado es en la fotografía con poca luz, y el caso del Xperia X no es la excepción. Con el modo automático, las imágenes salen muy nítidas aún sin mucha iluminación. Esto se experimenta muy bien en el caso de las selfies, pues aunque la cámara frontal tiene "solo" 5 MP, el ángulo de visión es lo suficientemente ancho y la calidad de fotografía es increíblemente buena.

Especificaciones

Como ya se ha mencionado antes, al menos en este modelo, Sony no ofrece lo mejor del mercado. Además de una pantalla que se quedó en FullHD y una cámara que no compite con las mejores, el chipset es incluso inferior a su antecesor. Mientras que el Xperia Z5 traía un Qualcomm Snapdragon 810, el Xperia X trae un Snapdragon 650, muy inferior según las pruebas de benchmarking de AnTuTu. Claro, tiene 3 GB de RAM, lo que subsana un poco el procesador de gama media, pero el teléfono tiene un rendimiento muy inferior para lo que se espera de un nuevo modelo, y sucesor de la línea Xperia Z.

Por otro lado, la batería del Xperia X puede durar sin ningún problema un día entero, aunque cuando el teléfono fue puesto a pruebas de resistencia por TechRadar, el resultado fue pobre. La batería de 2,620mAh es ligeramente inferior a los 2,900 del Z5 y los 2,930 del Z4, por lo que la reducción en el rendimiento es notable. Sigue teniendo buen aguante, pero parece que los días de gloria de Sony en el ámbito de la pila llegaron a su fin después del glorioso Xperia Z3.

Veredicto

El nuevo Xperia X de Sony sufre de carencia de identidad. Llegó con bombo y platillo para sustituir a la aclamada línea Xperia Z, por lo que la presión y la expectación fueron muy fuertes. Sin embargo, debido a sus especificaciones, nos podemos dar cuenta que este modelo no está para competir con los grandes de la tecnología. Entonces, ¿es este el nuevo buque insignia de Sony? ¿o vendrá algo mejor?

El Xperia X no es de ninguna manera un mal teléfono: tiene buena cámara, buena batería, buena pantalla y excelente diseño. El problema es que no es tan barato como para ser un teléfono gama media ni tiene tan buenos componentes como para ser un gama alta. ¿Qué planea Sony con esta nueva línea? Quizá ni siquiera la compañía lo tenga muy claro.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir