Tecnología

Con Zubits nunca volverás a atarte los zapatos

Un paso importante antes de llegar a los tenis de Volver al Futuro

Vivimos en la mejor de todas las eras, una en la que el conocimiento está literalmente en la palma de nuestras manos, en la que la realidad virtual ya no es un sueño en una película, en la que los autos se manejan solos (y pronto volarán), en la que los robots están a punto de despertar para esclavizarnos (o hacernos libres, depende de cómo lo veamos). La mejor de todas las eras, aunque, con un pequeño problema: aún nos atamos las agujetas.

Aquí es donde me cuestionaría seriamente las prioridades que tenemos como especie. ¿Puedo comunicarme con mi lavadora y mi microondas con mi teléfono pero todavía tengo que atar unos cordones con las manos para evitar un accidente mortal cuando bajo las escaleras? Si esto fuera el año pasado esa sería mi realidad: atar cordones o botones o braguetas o velcro. Ninguna de esas tecnologías es realmente útil, admitámoslo, pues hasta el velcro se llena de pelusas rápidamente y deja de funcionar. ¿No hay una opción más techie, más metálica?

Por suerte ya existe Zubits, un broche magnético para tus agujetas. Con Zubits nunca tendrás que volver a invertir esos dolorosos dos minutos matutinos doblándote para alcanzar tus pies. Como con otras habilidades inútiles que antes teníamos que aprender durante los primeros años de nuestra vida, la tecnología nos ha traído una herramienta con la que dentro de un par de siglos nadie nunca más tendrá que aprender a hacer nudos. Admítelo: si no tuvieras que atar tus zapatos nunca tendrías que hacer un nudo en la vida real, a menos que seas marinero y lo más probable es que no sea así.

No hay mucho más que decir de Zubits, excepto que se trata de un pequeño e ingenioso invento y que su efectividad radica en su sencillez. Son dos piezas de plástico con imanes de neodimio que se unen para cerrar tus zapatos, con agujeros para ajustar las agujetas una sola vez en tu vida, nada más. Los imanes pueden soportar hasta 16 libras de fuerza (casi 4 kilos), lo que los hace a prueba de todo.

Vienen en 12 colores distintos y 3 tamaños diferentes, para acomodarse a cualquier tipo de zapato, y pueden mezclarse. Si te preocupa que los imanes puedan perder fuerza con el tiempo, no temas, los imanes de neodimio son los más poderosos entre los imanes permanentes y a menos que los calientes a más de 78 °C no perderán su fuerza.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir