Tecnología

Qué es importante considerar al comprar una laptop

Tienes que poner mucha atención en ciertas características si quieres conseguir la mejor para ti

¿Hay acaso algo más hermoso en este mundo que la llegada de un miembro nuevo a nuestra familia? Recuerdo como si fuera ayer aquel día de marzo en la sala de espera de mi proveedor de servicios telefónicos, cuando el “técnico” apareció con mi nueva Lenovo en brazos. Fueron días duros al principio, en los que me adaptaba a ella y ella se adaptaba a mí. Ahora ya hasta jugamos Civilization hasta las siete de la mañana del día siguiente.

Aún así, recuerdo ese día, cuando fui al centro de atención al clientes de mi compañía proveedora de servicios telefónicos, como uno de los días más frustrantes de mi vida reciente. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla: no tenía idea de a qué iba. ¿Qué quería comprar? ¿Qué estaba buscando? Me fui sin investigar ni un poco. Claro, por suerte me sé manejar y conseguí lo mejor que pude con mi presupuesto, pero de haber leído antes una guía que me ayudara a planear mi compra todo hubiera sido más sencillo y agradable.

¿PC o Mac... o Chrome?

Hay una razón para pensar en esto antes que en todo lo demás. Digamos que si dices PC (por tradición así se le llama a los equipos que tienen Windows) tu rango de opciones sigue siendo virtualmente infinito, pero si decides por Mac tienes tres opciones: la más barata, la mediana o la más cara y fin de tu compra (más o menos). Aún así, elegir entre PC y Mac (y Chrome, quizá), no es una decisión tan sencilla.

Lo más probable es que ya tengas una preferencia. Y si aún no la tienes porque quizá esta laptop que vas a comprar será tu primera computadora, entonces hay un par de preguntas que te pueden ayudar a resolver la cuestión. La primera es el presupuesto: ¿tienes menos de mil dólares? Entonces no hay Mac. La segunda está relacionada con qué piensas hacer con tu laptop nueva, que a su vez es el siguiente punto a considerar.

También podría interesarte: Las Chromebook que más te conviene comprar

¿Y Chrome? Bueno, si no vives en América Latina y puedes asegurarte una conexión estable todo el día entonces puede ser una muy buena opción. Las Chromebook son laptops delgadas que trabajan casi todo por medio del explorador Chrome de Google. Para no gastar espacio, los programas corren a través de internet. Suelen ser baratas, gastan muy poca batería y no se calientan mucho. Eso sí, recuerda, sólo puedes usarlas cuando haya una conexión a internet, al menos de aquí a que Google las haga compatibles con apps de Android.

¿Portátil o no tanto?

Si necesitas que tu laptop sea muy portátil ya que la vas a cargar todos los días, lo ideal es buscar una que tenga una pantalla menor a 15 pulgadas. Las laptops más pequeñas, de 11 0 12 pulgadas, suelen tener hardware menos poderoso, aunque no siempre es la regla. El tamaño ideal, tanto por especificaciones como versatilidad, está entre 13 y 14 pulgadas. Si eliges una de estas, procura que tenga un procesador i5. Si planeas hacer algo de gaming busca una con tarjeta gráfica discreta. Aunque la regla es que las laptops de este tamaño no traen GPUs muy poderosos, sí podrás jugar de manera ocasional sin muchos problemas.

Si no te molesta cargar un bulto más pesado y duro, o no la necesitas llevar todos los dias a lo largo de toda la línea del metro, las de 15 pulgadas son la mejor opción. Siguen siendo portátiles, sobre todo para la salida ocasional, y cuentan con buen hardware. En estos tiempos no vale la pena considerar algo menor a 1980 x 1080, es decir 1080p o Full HD de resolución, así que busca una de esas. Las laptops de este tamaño son las mejores para la casa.

Y si lo que quieres es un monstruo que rivalice cualquier torre, tus opciones estarán dentro de las laptops con monitores de 17 pulgadas. No son muy portátiles y no las llevaría en mi espalda ni al café de la esquina si tuviera que hacerlo diario, pero si buscas una estación de trabajo o gaming que puedas cambiar con relativa facilidad de habitación en tu casa, estas colosales máquinas son para ti. Cuentan con las mejores resoluciones (algunas hasta de 4K Ultra HD), las mejores tarjetas gráficas y mejores procesadores. También suelen ser muy costosas.

Una laptop para cada necesidad

Digamos que si eres un ejecutivo importante que necesita sacar su portátil del portafolio para atender una videoconferencia importante, hay una laptop pensada para ti: con un diseño elegante y sin distracciones que les diga a los demás lo interesante que eres. Y si eres una persona práctica que necesita sólo lo básico y nada más también hay una laptop pensada para ti. Si eres estudiante, diseñador gráfico, gamer: hay una laptop para ti.

Buscar antes el perfil de las laptops según diseño y estilo de vida puede ayudarte a recortar tiempo en las tiendas y también puede facilitar que encuentres una perfecta para ti. Después de todo, nuestras computadoras son parte de nosotros, le dicen a los otros quienes somos, tiene nuestra información, nuestras fotos, nuestra música, nuestros documentos. Comprar una laptop no es cualquier cosa. Piensa que vas a mirarla todos los días, a tocarla, a pasar tus dedos por sus líneas, por entre sus teclas. No está de más asegurarte de que cada vez que veas tu laptop te enamores un poquito de ella, que pienses “sí, en verdad soy afortunado de que esta sea mi computadora”.

Hora de elegir el hardware

Estás comprando una computadora, no un tostador de pan, así que hay más detrás que si tuesta bien o no. Las computadoras, como bien sabemos, tienen muchas partes y todas hacen cosas diferentes. En realidad no es tan complicado y la cosa con las laptops es que pese a que son fabricadas por millones de compañías distintas (de las cuales nunca nos enteramos) la mayoría de los componentes son los mismos.

No siempre pero, en general, digamos que la mayoría de los fabricantes de laptops tienen pocas opciones a elegir en cuanto a los componentes de sus computadoras (en comparación con cuántas piezas pueden elegir al hacer una desktop). Así que salvo por algunas excepciones muchas laptops tienen un desempeño virtualmente idéntico entre ellas ya que tienen los mismos componentes. Así que en este caso se trata más de elegir previamente un grupo de especificaciones y simplemente buscar la laptop que llene tus requesitos. Qué tanto quieres de disco duro será proporcional a tus necesidades, lo mismo que la potencia de tu procesador.

Ya que el hardware te puede o no limitar, mi recomendación es que investigues bien qué es lo que necesitas. Si sólo vas a ver Netflix en la cama y nada más, igual consigue una Chromebook. Si planeas jugar todas las noches en tu laptop, entonces asegúrate de que tenga una buena GPU y un disco SSD, RAM, todo lo que seguro ya sabes que debe tener. En fin, la idea es que no entres a la tienda sin tener idea de qué quieres: si ya decidiste, por ejemplo, que mínimo debía tener una GTX 970M, entonces tu búsqueda se reducirá mucho más.

Algunos consejos para principiantes sobre el hardware

Si ya sabes qué es lo que quieres en una computadora, sáltate esta sección. Si todavía no sabes bien la diferencia entre memoria RAM y almecenamiento, sigue leyendo.

  • Lo primero que debes considerar es el procesador. Sin cerebro, tu computadora no va a encender. Mucho menos hacer cualquier cosa. Actualmente hay varias líneas de procesadores para laptops. En general se dividen en dos marcas: Intel y AMD. Dependiendo de qué tanto planees hacer con tu laptop, puede que un procesador i3 de Intel sea lo suficientemente bueno para ti. Pero si piensas jugar o hacer tareas que requieran de mayor capacidad de procesamiento, un i5 suele ser una gran opción. Claro que si lo que quieres es poder absoluto, i7 tiene todo lo que necesitas. Si terminas con una AMD, mínimo que sea serie A, aunque el mercado es predominantemente Intel.
  • ¿Seguro que no vas a jugar nada? Si es así, lo más probable es que la tarjeta integrada de tu procesador sea suficiente, pero si planeas jugar algo reciente tendrás que pagar un poco extra por una tarjeta de gráficos discretos. Antes comprar una laptop significaba que o pagabas miles de dólares por algo decente para jugar o te limitabas a una configuración moderada de gráficos, pero realmente ya no existen las limitaciones con la serie 1000 de Nvidia. Así que si vas a jugar, tienes de dónde elegir. No lo dejes a la ligera.
  • ¿Cuánta memoria RAM necesitas? Para el ser humano común y corriente, 4GB está bien. Para quien gusta de tener 100 pestañas abiertas en Chrome 8GB está bien. 16GB o más suele ser demasiado para el usuario común. Y si tienes necesidad de esa cantidad de memoria RAM lo más probable es que no necesites ninguna guía.
  • Almacenamiento. ¿SSD O HDD? En estos tiempos no hay muchas razones para optar por un HDD. No sólo son más grandes, generan más calor y se mueven, lo que puede dañarles la calidad de vida si estás transportando tu laptop encendida, sino que los SSDs ya no son tan caros ni tan pequeños en estos tiempos. Piénsalo, ¿realmente necesitas guardar todo en tu laptop? Si eres un hoarder de la información, cómprate un disco externo portátil donde guardes todas esas cosas que no sueles necesitar y carga sólo tus archivos escenciales en tu laptop. Consíguete un SSD de unos 300 o 400 GB y sé feliz.
  • ¿Drive óptico? ¿Para qué? Ya todo se hace por internet. Muchas laptops ya no traen uno de estos. Pero si de plano lo necesitas y tu laptop no lo trae puedes conseguir uno externo por menos de $20 USD.
  • ¿Cuántos puertos debe tener una laptop? Bueno, los puertos nunca están de más, pero lamentablemente no existe un estándar. De entrada busca la mayor cantidad de puertos USB posibles, mínimo 2 (4 idealmente) y de preferencia de tipo 3.0. Mínimo un HDMI para poder conectarla a monitor o televisión fácilmente. Asegúrate de que tenga tarjeta integrada para Wi-Fi y Bluetooth, pues aunque no lo creas, sobre todo con modelos muy económicos, no viene incluido. Y el jack de audífonos, muy importante si no eres un iPhone 7.

¿Tocar o no tocar?

Desde Windows 8 tenemos un ecosistema saludable de computadoras con pantalla táctil. Para muchos usuarios de Windows ya es algo común y quizá estás acostumbrado a eso. O tal vez tienes curiosidad por probar una laptop que se convierta en tablet. Si es así, entonces puede que quieras una laptop con touchscreen en alguna de sus variantes, ya sea una de las que traen teclado desprendible y que funcionan mejor como tablets o a las que puedes girarle el teclado hacia la parte de atrás y que en general funcionan mejor como laptop que como tablet.

También hay laptops normales con pantalla táctil, pero honestamente es algo molesto estar estirando tanto el brazo para tocar la pantalla. La verdad es que tampoco es tan útil la opción como en una tablet, y suelen gastar más batería. Así que si no piensas sacarle provecho a esta utilidad, cómprate una laptop tradicional.

Prueba el teclado y el touchpad

Listo, ya elegimos la laptop con el mejor hardware que podíamos pagar, del tamaño adecuado, vámonos a casa. ¿Verdad? Claro que no. ¿Sabías que vas a estar picando ese teclado durante horas y horas? ¿Te fijaste que las teclas no hagan ghosting? ¿Que no se apachurre el armazón cuando presionas la j? ¿No tenías idea?

Quizá no tengas tiempo de escribir un ensayo en la tienda para verificar la comodidad del teclado de la computadora, pero sí debes tomarte tu tiempo para sentirlo entre sus dedos. Presiona todas las teclas, escribe varias frases y un párrafo largo para que sientas qué tanta presión debes hacer. Es importante que el teclado sea suave y sólido, que cuando lo presiones no sientes que vas a perforar tu laptop.

El touchpad en cambio no debe pegarse. Debes poder deslizar el dedo con suavidad, pero también debes poder sentir la textura del colchón. Que sea sensible a cuando golpeteas el colchón del touchpad. Que tenga integrado el scroll a los lados y abajo. Y que pueda responder a gestos multitouch. Prueba bien antes de comprar.

¿Qué tanto se calienta?

Un aparato que está diseñado para cargarse en los muslos no debería ser muy caliente, pero a veces las cosas no son lo que parecen. Si compras una laptop para gamin lo más probable es que llegue a temperaturas bastante altas. Pero si no, no tiene por qué sentirse como si te hubieras puesto una secadora en la pierna.

Cuando compres una laptop busca que tenga buenas rejillas para ventilación. De preferencia que el calor salga por un lado y no por abajo, pues al ponértela en las piernas o en superficies como una cama las ranuras de ventilación se taparán y se calentará más.

No olvides la vida de la batería

Otra cosa que puede ser muy importante es la batería. ¿Esta laptop va a ser tu computadora principal, de 17 pulgadas, 7 kilos y doble GTX 1080 en SLI, siempre conectada a un monitor de 4K de 40 pulgadas y un sistema de sonido con amplificador de bulbos? Entonces la batería no importa. Pero si la piensas llevar todos los días al trabajo o a la escuela tal vez debas prestar atención a cuánto dura la batería de tu laptop.

Si piensas estarla moviendo todo el día necesitarás mínimo que tenga unas 8 horas de capacidad, aunque 6 puede ser suficiente. De lo contrario vas a tener que estarla conectando cada vez que la tengas que usar y si no encuentras una conexión de inmediato puede que no te haya servido de nada irte al café “para cambiar de aires” mientras estudias. Sin pila no irás a ningún lado.

Últimos consejos generales

Ya estás listo para salir a comprar tu laptop, pero si quieres un par de tips más te diré qué hago siempre que consigo una laptop nueva. Lo primero es actualizar mi maleta de laptop. Ya sea porque la vieja está muy vieja o porque el tamaño no es el adecuado, si no tienes una consíguete una mochila para tu laptop. Puedes elegir de espalda o bolsa de mensajero, lo importante es que el compartimento interior sea del tamaño correcto para tu máquina: demasiado pequeña y no podrás meterla, demasiado grande y estará deslizándose de un lado para otro y potencialmente golpeándose.

También podría interesarte: Las mejores laptops para gaming de 2016

Un disco duro externo también puede serte de mucha utilidad, sobre todo si te aseguras de que funcione por USB 3.0. Podrás hacer un respaldo de todo, así como almacenar esa información que no necesitas traer todo el tiempo en tu laptop. Así siempre tienes el SSD disponible para otras cosas. Si viajas mucho, quizá debas considerar una o dos baterías adicionales para tu laptop.

Mi última recomendación es que no olvides investigar antes de comprar. Quizá Dell suele sacar buenos productos pero, ¿qué tal que esa laptop que el vendedor extrañamente se empecina en venderte no es tan buena después de todo? Busca reseñas en internet. Si no hay ninguna es posible que lo mejor sea que te alejes lentamente.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir