Guías

¿Qué riesgos hay y cómo protegerse de los fallos en los microprocesadores?

¿Qué se esconde detrás de esos nombres inquietantes, los dos fallos "Spectre" y "Meltdown" ? ¿Qué peligros hay y cómo protegerse?

¿Qué se esconde detrás de los fallos "Spectre" y "Meltdown"? ¿Qué peligros hay y cómo protegerse?

Se trata de los nombres dados a dos fallos descubiertos en casi todos los microprocesadores que hay en circulación en la actualidad, ya sea en computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes y hasta en consolas de videojuegos.

Estos dos fallos son los más importantes que han afectado a miles de procesadores, componentes esenciales para el funcionamiento de todo el sistema informático.

El fallo "Meltdown" parece afectar más específicamente a los microprocesadores de Intel, según las empresas especializadas en seguridad informática Kaspersky Labs y Symantec.

En gran medida, este fallo permitiría "suprimir la barrera entre las aplicaciones de usuario y el núcleo del sistema operativo", de acuerdo con Kaspersky Labs.

Es así que todos los microprocesadores de Intel fabricados después de 1995 están afectados, según Symantec.

De acuerdo con los investigadores, una persona que se sirva de ese fallo puede tener acceso total a los archivos guardados en la memoria del dispositivo en el momento del ataque.

Por su parte, el fallo "Spectre" puede llegar a ser más importante todavía, ya que concierne a todos los fabricantes de microprocesadores: Intel, AMD y AMR.

El procesador es el elemento central de una computadora, de un smartphone o de cualquier otro dispositivo digital, es decir, el corazón del sistema, ya que permite que el conjunto funcione ejecutando las instrucciones y tratando los datos de los programas.

Es por ello que los problemas que trae consigo el que los procesadores incluyan estos errores son potencialmente enormes. Bien explotado, el fallo "Meltdown" puede dar acceso a toda la información almacenada en un servidor a distancia (cloud) desde el momento en el que el hacker alquila un espacio de almacenamiento en el mismo servidor.

Lo que está en juego, al final, es la protección de datos sensibles como contraseñas, fotos, documentos personales y correos electrónicos.

De momento, la única protección posible es instalar las actualizaciones de seguridad propuestas por los fabricantes de microprocesadores y las de los proveedores de sistemas operativos, ya sea Microsoft para Windows, Apple para iOS, Google para Android o Linux.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir