Gadgets

RoboFly, el primer insecto robot autónomo

Ligero como una pluma, este gadget no necesita cables para volar

En la ciencia ficción es común ver insectos robot, los cuales son utilizados para espiar o patrullar debido a que se ocultan o disimulan fácilmente. Y sí, hoy tenemos drones, pero saben hacer muchas cosas menos pasar desapercibidos. La realidad es que, en la práctica, hacer que una máquina muy pequeña levante vuelo es muy difícil. Afortunadamente, un equipo de investigación acaba de dar un gran paso.

Científicos de la University ofd Washington anunciaron la creación de RoboFly, una pequeña mosca robot que puede volar de manera autónoma, sin la necesidad de fuentes de energía por cable o comandos externos. El pequeño gadget es apenas más grande que la madera visible de un lápiz, apenas más pesado que un palillo y tiene una serie de diferentes tecnologías que le permiten volar, aunque sea por unos pocos segundos.

"Hasta ahora, el concepto de insectos robot voladores sin necesidad de un cable de energía era pura ficción. ¿Alguna vez lograremos que funcionen sin que necesiten un cable? Nuestra investigación demuestra que están mucho más cerca de volverse realidad", comentó Sawyer Fuller, parte del equipo.

Quizá te interese: Científicos crean accidentalmente una enzima que descompone plástico rápidamente

El problema con darle energía a un gadget de este tamaño es que el batir de las alas consume muchísima energía (al fin y al cabo estás desafiando la realidad) y una batería era demasiado pesada. Para resolver esta cuestión, el equipo utilizó un rayo láser, el cual apunta a una celda fotovoltáica ubicada en la parte superior de RoboFly que convierte la energía en electricidad. No obstante, el láser proporciona apenas 7 voltios de energía. Por ello, el equipo también tuvo que crear un circuito que aumenta esos 7 voltios hasta los 240 necesarios para que el gadget pueda "volar", aunque sea por unos segundos. La última cuestión era cómo brindarle autonomía a RoboFly, por lo que se le agregó un microcontrolador al circuito que envía voltaje en ondas para imitar el aleteo de las alas de un insecto real.

Por supuesto, el hecho de que RoboFly solo pueda volar un par de segundos cuando el láser es apuntado hacia él es un gran problema. Sin embargo, esta investigación es un gran fundamento para un posible desarrollo de insectos robot (ahora sí) totalmente autónomos en el futuro. La investigación completa del desarrollo y creación de RoboFly se llevará a cabo el próximo 23 de mayo en el International Conference on Robotics and Automation, en Brisbane, Australia.

¿Qué utilidad crees que pueda tener RoboFly? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir